JORDI COROMINAS – Sábado 14 de noviembre – 19 horas

PONENCIA:

«Por qué escalo»

«Mi padre siempre me dejo actuar a mi libre entender, seguramente habría decisiones o actuaciones que no le reportarían más que disgustos. Pero al mismo tiempo me inculcó, tenazmente, el razonamiento de que yo era el único responsable absoluto de mis actos, y de que no valían de nada las autoexcusas.

Para mí, el alpinismo, está estrechamente relacionado con la incertidumbre y el compromiso de lo desconocido. Ese gusanillo en las tripas me atrae porque cuando las cosas salen mal no puedo echarle la culpa a nadie de mis carencias. Yo he elegido y jugado mis cartas, la apuesta depende de mí.

Escalar es como lanzarse al mar en una cascara de nuez. Estaremos en manos de las olas y seguramente tragaremos agua salada, no lo pasaremos nada bien. Pero todo lo que suceda será bienvenido».

El precio de la entrada es en concepto de fianza. Será devuelto una vez confirmada la asistencia

CURRICULUM:

 

Nací en Barcelona en 1958. Los años de juventud los pasé en Cataluña y La Rioja donde fui aprendiendo las distintas modalidades de los deportes de montaña. Con lo aprendido empecé la apertura de nuevas vías en La Rioja y después por el resto de la geografía de la península. También fue la época de las primeras invernales y corredores en el pirineo. Al mismo tiempo inicié el aprendizaje en la cordillera de los Alpes, donde vuelvo siempre que me es posible.

En 1991 soy nombrado mejor deportista riojano y decido volcar mi vida en la montaña, así que me instalo en el Pirineo en el Valle de Benasque como guía de alta montaña.

A partir de aquí primo la exploración en las más altas y difíciles montañas del mundo con una economía minimalista de medios. He escalado en las rocas del oeste americano, en el hielo inmenso de las Rocosas canadienses,  en los últimos corredores del África tropical.

En la India he subido en estilo alpino la vía americana, arista oeste, del ThalaySagar (6.904m, en 1990). La ascensión de la vía Bonington-Fotheringham al Shivling II (6.501m, en 1994). Apertura de la vía Kundalini en la cara este del Meru Norte (6.450m, en 1994) esta actividad es premio piolet de oro de la FEDME. En 1991 también pruebo con la altura ascendiendo a mi primer ochomil, el Dhaulaguiri. Después vendrán algunos años de sueños no cumplidos como los viajes a Patagonia, la norte del Everest, o la sur del K2. En el 2004  logro llegar solo a la cumbre del K2 por el pilar sur-oeste (la llamada MagicLine) y descender por la vía normal (espolón de los Abruzos). Del 2004 al 2006 realizo diversas escaladas en solitario en la cordillera de los Andes Peruanos. En el 2007 consigo escalar la virgen pared oeste del Siulá Chico (6.265m) en la cordillera del Huayhuas también en Perú. En el 2008 escalo la primera ruta de la cara este del Cerro San Lorenzo (2.700m) en la Patagonia Argentina. Y en el 2009 intento abrir una nueva ruta en el TengiRagi Tau (6.968m) en Nepal, de donde nos tenemos que bajar sin alcanzar la cumbre.